Las muelas de juicio son los terceros molares que se ubican en la parte posterior de la boca y que no tienen suficiente espacio para emerger o desarrollarse normalmente, en el consultorio de la Dra. Leticia Tobías Orta encontrará la atención adecuada para encontrar una solución adecuada a este problema, ya que este tipo de muelas suelen provocar dolor y lesiones en los demás dientes entre otros problemas dentales.

SÍNTOMAS
Pese a que no todas las muelas del juicio causan síntomas, cuando se infectan, dañan otros dientes o causa otros problemas dentales, sin embargo, entre sus síntomas se encuentran los siguientes:

-Encías enrojecidas o hinchadas
-Encías sensibles o sangrantes
-Dolor en la mandíbula
-Hinchazón alrededor de la mandíbula
-Mal aliento
-Un sabor desagradable en la boca
-Dificultad para abrir la boca

COMPLICACIONES

-Daños en otros dientes. Si la muela de juicio hace presión contra el segundo molar, puede dañar el segundo molar o aumentar el riesgo de infección en esa zona.
-Quistes. Las muelas de juicio se forman en un saco dentro de la mandíbula. El saco puede llenarse de líquido, formando un quiste que puede dañar la mandíbula, los dientes y los nervios.
-Caries. Las muelas de juicio parcialmente retenidas parecen correr mayor riesgo de padecer caries que otros dientes. Es posible que esto ocurra porque las muelas de juicio son más difíciles de limpiar y porque los alimentos y las bacterias quedan atrapados con facilidad entre la encía y la muela que salió en forma parcial.
-Enfermedad de las encías. La dificultad para limpiar las muelas de juicio retenidas, que salieron de forma parcial, incrementa el riesgo de contraer una afección dolorosa e inflamatoria en las encías denominada «pericoronaritis»