Para mejorar tu higiene bucal en general, deberás tomar pequeñas medidas que te permitirán desarrollar buenos hábitos y duraderos. Comienza con estos cinco pasos para conseguir una rutina de higiene bucal más eficaz.

Sigue esta lista de buenos hábitos y lucirás una sonrisa radiante por mucho tiempo:

  • Comprender tus propias necesidades de salud oral. Es importante hablar con el profesional acerca de las condiciones médicas y de salud oral particulares de cada uno, así como de la ingesta de medicamentos, ya que estas particularidades pueden afectar a la salud oral y requerir un cambio en el cuidado de la boca y los dientes.
  • Desarrollar y mantener una rutina diaria de higiene oral. Es importante que esta rutina sea fácil de seguir diariamente.
  • Usar flúor. El flúor fortalece el desarrollo de los dientes en los niños y previene la caries dental tanto en niños como en adultos. Las pastas dentales y los enjuagues bucales contienen flúor, aun así es importante saber si por nuestras condiciones particulares, son necesarios suplementos de flúor o productos con una mayor concentración de este.
  • Cepillarse y usar el hilo dental o los cepillos interproximales. Cepillarse los dientes y usar el hilo después de cada comida ayuda a eliminar la placa bacteriana, si ésta no se elimina, combinada con los azúcares de los alimentos, forma ácidos que conducen a la aparición de caries dental y problemas periodontales.